ultrasonidos-perder-peso-en-las-piernas

Ultrasonidos para perder peso en las piernas

Gracias a su poder vibratorio, el ultrasonido se ha convertido hoy en día en un elemento clave de los métodos de adelgazamiento. Pérdida de peso, reducción de celulitis, reafirmación del estómago, caderas o piernas….. ¿Realmente funciona la pérdida de peso por ultrasonido?

ultrasonidos-perder-peso-en-las-piernas

El principio del ultrasonido

Conocido en el campo de la medicina, el ultrasonido se utiliza hoy en día en las dietas de adelgazamiento porque ayuda a perder grasa y celulitis. Actúan con una frecuencia de 40 kHz a una profundidad de 4 a 6 cm y destruyen las células grasas bajo la piel. ¿Cómo? ¿Cómo? Emitiendo ondas de vibración u ondas de choque a diferentes velocidades a través de los tejidos, aumentando el metabolismo. Pantalones de caballo, michelines, nalgas, muslos, pantorrillas, brazos… Permiten así eliminar la celulitis y reducir la piel de naranja, reafirmando y tonificando los tejidos grasos.

Sin efectos secundarios, el tratamiento con ultrasonido no causa ningún rastro aparente en la piel, pero a veces puede ser más o menos doloroso, dependiendo de la zona que trata. Su área de distribución está bien delimitada, protegiendo tanto las células vecinas como los huesos y el cartílago.

Tratamiento y sesiones de ultrasonido

Prescrito bajo consejo médico, el médico identifica las células grasas que deben ser removidas de un paciente antes de administrar el tratamiento de ultrasonido.

Este último es personalizado y adaptado a sus necesidades (dependiendo de la calidad de su piel). Dependiendo de su morfología y de las zonas a tratar, el médico utiliza varias frecuencias, profundidades y combinaciones de ultrasonidos, jugando en profundidad, hidratación y lipólisis. Para mejorar su eficacia, hidrata la zona o zonas a tratar mediante la inyección de una solución salina fisiológica. Arroja agua a los tejidos y extiende el área de acción del ultrasonido.

El número de sesiones necesarias se juzga sobre la base del diagnóstico inicial. En general, tres sesiones de una hora y media cada una proporcionan resultados en un plazo de 28 días. Después del tratamiento, se pueden seguir algunas sesiones de mesoterapia para mejorar la firmeza del cuerpo.

Ventajas y desventajas del tratamiento

Bajo prescripción médica, el tratamiento de ultrasonido ayuda a refinar las partes del cuerpo objetivo y es efectivo a largo plazo, dependiendo del número de sesiones administradas. Le permite trabajar en áreas del cuerpo que son difíciles de remodelar de otras maneras.

Sin embargo, se debe seguir una dieta balanceada y actividad física regular para mantenerse en forma y perder peso. El ultrasonido moviliza las grasas y ayuda al metabolismo a eliminarlas, no las erradica. Combinar la terapia con una dieta sana y variada con ejercicio regular asegura que un cuerpo delgado, tonificado y firme se mantenga lo más posible a lo largo del tiempo.

El coste de la sesión varía entre 800 y 1000 euros. Debido a su alto costo, el tratamiento con ultrasonido debe ser considerado si las dietas convencionales y los métodos de adelgazamiento no han dado ningún resultado.